Lucha contra el narcotráfico en Galicia: incautaron 4 toneladas de cocaína y arrestaron a 28 personas

 

La Drogas navegaron en un barco con bandera de Togo, con 15 miembros de la tripulación a bordo, todos detenidos.

Nuevo golpe al narcotráfico en Galicia. Y esta vez con una particularidad: sucede en medio de un periodo de confinamiento a causa de la crisis del coronavirus. La comarca de O Salnés, en Pontevedra, fue escenario de esta operación conjunta de la Policía Nacional y de la Agencia Tributaria con la colaboración de la Armada Española.

La operación, que se saldó con 28 personas detenidas y cuatro toneladas de cocaína intervenidas, ha permitido desarticular la organización de narcotransportistas más importantes de Galicia que, formada por experimentados lancheros y conocidas traficantes, se ponían al servicio de las más importantes estructuras de narcotráfico tanto a nivel nacional como internacional, siendo requeridos, presuntamente, para recoger cocaína en altamar cuando fuesen requeridos. La droga fue
incautada a bordo de un buque con bandera togolesa que fue abordado a
más de 300 millas de las costas gallegas.

Este es el segundo macroalijo de cocaína del año en Galicia, donde el 2019 se despidió con el episodio del narcosubmarino en la ría de Aldán, donde se incautaron tres toneladas de cocaína.

La investigación, según informa la Delegación del Gobierno, comenzó hace seis meses en torno a un grupo, formado por experimentados lancheros y conocidos traficantes, que, presuntamente, se ofrecía a las distintas estructuras de narcotraficantes para recoger cocaína en altamar. El grupo investigado contaba con un gran número de lanchas y motores para tal labor, que guardaban en almacenes de seguridad distribuidos entre el norte de Portugal y diferentes localidades dePontevedra.

Tras diversas gestiones, los investigadores detectaron que el grupo
investigado ultimaba ciertos detalles, como la construcción de lanchas y
pequeñas embarcaciones de pesca o el acopio de combustible y víveres,
Además se constató que realizaban constantes movimientos de lanchas
rápidas para ocultarlas en las naves de las costas gallega
s, lo que alertó de que se encontraban en la última etapa de preparación antes de realizar una operación de narcotráfico.

Dispositivos en alta mar y en tierra

 

En ese momento, los investigadores centraron las gestiones en localizar el
barco nodriza que transportaba la droga, labor que contó con la colaboración de la Agencia Americana Antidroga –DEA-, la National Crimen
Agency británica –NCA- y la Policía de Colombia –DIRAN-. Tras varias
pesquisas se tuvo conocimiento de una embarcación con bandera togolesa
que, presuntamente, cargó la droga a principios de mes y llevaba unos
veinte días de travesía.

El pasado fin de semana era interceptado a unas 200 millas de las costas de Galicia, logrando la incautación de unos 4.000 kilos de cocaína y la detención de sus 15 tripulantes -de Bangladesh y Nepal, con la presencia también a bordo de un ciudadano gallego-. Posteriormente, y gracias a la colaboración de la Armada Española, fue escoltado hasta el Puerto de Vigo.

Simultáneamente se llevó a cabo un dispositivo en tierra que culminó con la detención de 13 personas en Galicia, varios de ellos con numerosos antecedentes por tráfico de drogas. Se han realizado 21 entradas y registros y se han intervenido cinco lanchas rápidas y numerosos vehículos. La operación continúa abierta y no se descartan más detenciones.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.